Pregón Pascual 2018

Pregón cantado durante la celebración de la Vigilia Pascual en la Parroquia de Santa Marta de Tormes (Salamanca, España), en la noche del 31 de marzo de 2018, Sábado Santo.

Es para todos un extraordinario momento de esa hermosa noche en el que proclamamos la buena noticia de la Resurrección de Jesús. Os invitamos a que lo escuchéis frecuentemente durante este tiempo de Pascua especialmente en vuestra oración diaria meditando su letra para que la alegría de este canto llene vuestro corazón con la certeza de la presencia de Jesús que vive y os anime  con su mismo Espíritu a dar testimonio de ellos con vuestros gestos y palabras entre aquellos a los que El nos envía cada día.
 
Se trata del pregón compuesto por el Coro Rábeta, de los Salesianos de Rota (Cádiz) y está interpretado por Enrique Saldaña y sus hijas Cristina y Ana miembros del coro de la Iglesia de Santiago Apóstol de Valdelagua perteneciente a la Parroquia de Santa Marta. Pregón Pascual (Coro Rábeta) Exulten los coros de los ángeles, exulten la tierra y el cielo, que se alegre la Iglesia y resuene con gozo este templo y la tierra al fin se sienta libre de toda tiniebla. Porque Cristo, nuestra vida, resucitó. ¡Resucitó! ¡Resucitó! ¡Resucitó! ¡Resucitó el Señor! Cielos y tierra, cantad conmigo: ¡Resucitó el Señor! Aclamen nuestras voces a Dios Padre y a su único hijo, Jesucristo, porque Él ha pagado a Dios Padre la deuda de Adán y con su sangre ha borrado la culpa del antiguo pecado. Porque Él es el verdadero cordero que salva, cantad conmigo: ¡Resucitó! ¡Resucitó! ¡Resucitó el Señor! Cielos y tierra, cantad conmigo: ¡Resucitó el Señor! Estas son las fiestas de la Pascua, esta es la noche de la libertad. Cristo ha vencido el poder de la oscura tiniebla, Cristo ha vencido por siempre el poder de la muerte. Por su amor y su ternura hemos sido salvados. ¡Qué noche tan grande! ¡Resucitó! ¡Resucitó! ¡Resucitó el Señor! Cielos y tierra, cantad conmigo: ¡Resucitó el Señor! Esta es la noche de la claridad, esta es la noche de la vida. Lava las culpas, devuelve alegría a los tristes, el odio expulsa y nos trae paz y concordia. Noche que conoció la victoria de Cristo, noche de gracia y amor. ¡Resucitó! ¡Resucitó! ¡Resucitó el Señor! Cielos y tierra, cantad conmigo: ¡Resucitó el Señor! Acepta, oh Padre, nuestra alabanza en la noche en que se unen cielo y tierra Te rogamos, Señor, que este cirio luzca por siempre asociado a la luz de tu Hijo resucitado, que vive y reina glorioso por siglos sin fin. Amén, amén. ¡Resucitó! ¡Resucitó! ¡Resucitó el Señor! Cielos y tierra, cantad conmigo: ¡Resucitó el Señor!

Comments are closed.